sábado, 30 de junio de 2012

El segundo mundo

Ahora mismo los estudiantes nos sentimos un poco vacíos al no tener ninguna rutina asegurada y no tener tantos quehaceres en estos días (esperar me acabo de dar cuenta al hacerla que es la primera vez que empiezo directamente con el tema en cuestión sin dar preámbulos, ¡veis lo que hace el verano!) cada uno buscamos una manera de perder el tiempo sobrante, yo me he propuesto un objetivo de muchísimas horas para este verano. Y por ahora (aunque solo sean siete días) lo estoy cumpliendo gastando un mínimo de 45 minutos diarios. Este es el primer verano que me propongo a hacer algo firmemente y pienso cumplirlo.
Antes de seguir con el tema en cuestión, que todavía me queda comentaros dos de las tres cosas del verano que quería decir por aquí, ¿me haríais un favor? Decirme que os parece esto del objetivo y si vosotros os habéis planteado alguno.
Prosigamos entonces con esta locura el verano, en verano casi todos nos vamos a un lugar en el que tenemos nuestras amistades ya hechas y que solo vemos en contadas ocasiones, pero, que para nosotros, siempre son parte de nuestras vidas porque en verano hacemos un montón de cosas y pasamos muchísimo más tiempo fuera de casa del que solemos pasar en cualquier otro momento del año haciendo que cada día sea especial y vivamos muchísimos momentos con ellos. Lo malo, es que cada vez que les vemos han cambiado y nunca nos da tiempo a conocerles al 100 % haciendo que cuando llegue el verano las cosas estén frías y te hagan dudar de como es esa persona. Un año tu mejor amigo al otro lo odias, el problema de las amistades de verano.
Aunque, una amistad de verano luego se puede convertir en una amistad de todo el año, como me paso a mi con una de mis actuales mejores amigas.
Como tercer apartado y el menos seguramente interesante hablaré de lo que dejamos aquí al irnos, cuando nos vamos dejamos a algunos amigos aquí en nuestro lugar de siempre que van a seguir haciendo su vida y cuando vuelves dices: ``mierda me perdí no se que día que ellos hicieron esto y el otro que hicieron nosecuantos´´, lo que pasa es que fuera de nuestra capsula del segundo mundo nos arrepentimos, pero, lo que tardamos siempre en darnos cuenta es que ese segundo mundo es una de las cosas mas maravillosas que nos puede pasar en la vida, y que al poder estar en el segundo mundo nosotros somos capaces de tener todo tipo de historias que contar y tenemos mas experiencia en la vida, en dos tipos de vida por así decirlo. Puedes tener un pequeño problema si mientras estas en el segundo mundo piensas que dejas a alguien en especial tirado siempre puedes hablar con esa persona por las redes sociales o el teléfono y así estar siempre con esa persona y la sigues sintiendo en tu vida (yo tengo una amiga que si no hablo con ella todos los días no soy persona)

1 comentario:

  1. Buen tema para hablar ahora que empieza el calor y las vacaciones jaja. Sobre el segundo mundo, poco puedo decir. Tengo amigos que viven en las afueras de Madrid, pero poco más, a sí que dejaré que sobre esto comenten otras personas que sepan algo más que yo.
    Sobre los objetivos, bueno, hasta ahora me he dado cuenta de que hay que tener cuidado. Es como cuando te dicen que elijas lo que vas a intentar a hacer el año que viene. Vale, sí, te propones algunos objetivos. La pregunta es ¿los cumples? Supongo que algunos sí, algunos no. A mi, en verano, me pasa eso. Recuerdo un año que me propuse comprar unas cuantas plantas y cuidarlas yo. Bueno, tardé muchisimo tiempo hasta que mis padres casi me olbigaron a comprarlas. Y tras eso, la semilla ni si quiera creció y adios plantas, vamos, un desastre.
    Tambien, este año me he propuesto las famosas 100 twelve times, aunque por más empeño que le ponga no se si lo conseguire xD.
    En cualquier caso, está claro que ponerse objetivos es una buena forma para, si consigues cumplirlos, sentirte agusto y pensar que no has perdido el tiempo, en definitiva, la motivación que necesita alguna gente para sobrevivir al verano con una sonrisa en la cara.

    ResponderEliminar

Quiero saber tu opinión, ¿tanto esfuerzo cuesta escribir?

Hacía mucho que no escribía para mí. Me paso el día haciendo cosas para mi, por mi egoísmo y vagancia, pero no escribir, eso nunca. Seguram...