domingo, 18 de noviembre de 2012

Miedo

En los momentos en los que te sientes inundado por un sentimiento, como el sentimiento de afecto a alguien, o amor, tu mente cambia.

Cada vez que aparece este sentimiento es de forma distinta, siempre especial y embriagador. Es un sentimiento dulce, lo más cercano que existe a la felicidad absoluta.

Seamos sinceros, este sentimiento acaba desapareciendo, muchas veces cuando el sentimiento es muy fuerte y sientes mucho miedo, algo va mal, bastante mal. Ese miedo eclipsará parte de la felicidad, puede que ese miedo sea un escudo protector por si el sentimiento es erradicado velozmente, pero, el escudo no te deja ser libre, no te deja llegar al clímax máximo. 

Quizá exista esa vez en la que no tengamos miedo a que acabe, sinceramente yo intento no tener miedo a que acabe, si ahora mismo soy feliz y me siento a gusto en una relación no voy a dejar que la inseguridad o el miedo la fastidien. Vivamos la experiencia de él y disfrutamos; ¿no te atreves a dar un beso que cambie lo que sois? Pues eso es miedo, al fin y al cabo no ha ocurrido nada. En mi opinión, intenta destruir muchos de estos miedos y saldrás más feliz de la vida. 

Tenemos la oportunidad de ser felices y nos frena la mano inexistente del miedo a lo desconocido y la manía de aferrarnos a lo que ya tenemos, despreciando, o simplemente temiendo a lo nuevo. Paulo Coelho dice:

Cuando más felices pueden ser las personas, más infelices se vuelven

No dejes que esto sea cierto, tu tienes la oportunidad de ser quien quieras ser en la gran mayoría de los casos, ser quien quieras ser y realizar esas cosas que siempre se te pasan por la cabeza pero que nunca tienes el valor de hacer. 

Una última cosa: quizá exista ese amor para siempre, tendrá altibajos, pero será bonito casi siempre y será especial, sería maravilloso que existiera...

1 comentario:

  1. Tengo que admitir, que no se si esta entrada es tu diario o una entrada sobre un tema concreto jaja.
    Supongo que, resumiendolo, tu entrada va sobre sentimientos. Te has centrado en el amor, pero también has mencionado el miedo, la felicidad, la infelicidad...

    Has comenzado hablando de la mente. Bueno, no te negaré nada de ese pequeño parrafo.

    Luego has hablado del miedo, y creo que realmente la entrada va sobre ese sentimiento.
    Supongo que, lo queramos o no, todos tenemos miedo, unos más que otros, y como dice GRRM, "El miedo hiere más que las espadas".

    Claro que, ¿Cómo sería un mundo sin miedo? La verdad, me da pereza imaginarmelo, a si que dejaremos que cada uno responda la pregunta por su cuenta.

    También he de añadir, que no seré yo quien contradiga alguna vez a Paulo Coelho, a sí que, efectivamente, muchas veces reprimimos actos que nos podrían llevar a la felicidad... O eso creemos, al fin y al cabo y como se suele decir, lo único seguro que sabemos de este mundo es que nada es seguro.

    P.D: ¡¡Pero pon título a la entrada!!

    ResponderEliminar

Quiero saber tu opinión, ¿tanto esfuerzo cuesta escribir?

El Monstruo

Tengo algo dentro de mi que no me quiere dejar en paz. Ayer saqué toda la toxicidad que llevo dentro, algo que desde hacía más de un año cr...