viernes, 18 de enero de 2013

Queridos lectores, he comprendido que la vida no consiste en solo dar y esperar a recibir lo dado y sembrado. La vida no nos dará lo que damos en la proporción exacta, nos dará lo que le de la gana darnos, pero no siempre vemos lo que nos da, ni lo sabemos apreciar, ni nos da todo lo que pidamos, deseemos o merezcamos. Vamos, que no tenemos ni idea de lo que nos depara el futuro. Como siempre he pensado ( o al menos eso creo) la vida está en decisión de todos, no solo de ti, sino de las personas que te acompañan a lo largo de tu vida, y la gran mayoría pertenece al azar. Y debemos aprender que nuestra existencia terrenal no es un paño de lágrimas.

Se que últimamente estoy escribiendo poco en este blog, es debido a que mi vida en estas semanas a estado un poco ajetreada y llena de pesimismo. Por eso mismo, la primera entrada que os traigo es tan cargada de mis pensamientos, porque por algún sitio tengo que desahogarme, y no hay mejor forma que compartirlo con todo el mundo, y a la vez con nadie.

Prosiguiendo con la filosofía que os venía a dar; "La felicidad no consiste en todo tener, sino es saber sacar lo bueno que te dan" o eso decía la canción, y creo que la realidad no se aleja mucho de eso. La felicidad no la debemos buscar, pero para encontrarla debemos aprender a vivir con lo que tenemos, sin suprimir nuestra ambición a ser mejores. Si las personas que tenemos a nuestro alrededor nos dan momentos buenos, más que momentos malos, ofrezcamos nuestra mano y pasemos nuestra existencia con ellos, porque no hay nada que nos una más a nuestra vida que la felicidad. El amor, la amistad, todas no son más que palabras que utilizamos para definir las cosas que son importantes para nosotros. Ayudar a alguien sin buscar luego una ayuda es algo que hace a las personas grandes, además cuando lo hacemos nos sentimos bien. Ayudemos a las personas sin un motivo más que el bien común, seamos felices buscando el súmmum de lo que nos ofrece la vida.

Supongo que todo ésto en realidad no les servirá de nada, pero les dejo una cita de Coelho y lo que yo pienso de la vida en esta entrada.

Para la mayoría de las personas, la generosidad consiste en sólo dar. Pero recibir es también un acto de amor. Permitir que el otro nos haga feliz también lo hará feliz a él.
Paulo Coelho
El manuscrito encontrado en Accra

2 comentarios:

  1. Bien, me toca escribir un comentario, como no.
    Esta entrada es sin duda imprescindible para cualquier blog que hable de las cuestiones de la vida, y es que al fin y al cabo, de lo que hablamos es de eso, de la vida.

    Mucha gente se basa en estas "decepciones" o "ilusiones" de la vida para aclarar sus sentimientos. No creo que me explique muy bien, pero la idea es la de siempre. Si alguien no recibe lo esperado como tú has dicho, se basará en ello para decidir que está triste, pues esperaba algo mejor.

    La vida nos depara muchas sorpresas, y esa es la primera regla que me gusta enseñar a los que no se lo creen. Para mi suerte, creo que es muy fácil comprobar esa teoría "Nada es como te lo esperas".
    Así, eso es de las cosas que más desmotivan a unos, o más les gustan a otros. Yo no sabría en que lugar meterme, la verdad.

    No me quiero enrollar más, porque el tema se basa en lo que tu has escrito, y poco más podré añadir yo jaja

    Suerte a todos!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado la frase de Coelho, es muy fáscil calificar a una persona de egoísta si no da a los demás de lo que tiene, pero es más difícil de reconocer esa persona autosuficiente y ogullosa que no acepta ayuda de nadie. Yo a veces peco de eso; aunque reconozco que lo bonito del amor no es que una persona ame a otra, sino que se aman mutuamente, que están dispuestos a dar y a recibir. Y esto me lleva a otra cuestión: como puedes estar deprimido con lo bien que te va en las relaciones sentimentales? no diré más por aquí porque este no es un blog personal... pero creo que, aunque sea para compensar otros problemas, en eso ahora mismo tienes suerte ^^

    Un besito

    ResponderEliminar

Quiero saber tu opinión, ¿tanto esfuerzo cuesta escribir?

Poesía desnuda

Siento en mi cuerpo mi propia desnudez. Mi piel es el mayor de los templos, es único, cuidado, maravilloso, sagrado. Aun así, cada centímet...