lunes, 15 de julio de 2013

Feliz verano

La verdad es que cada vez escribo menos en el blog, no lo puedo negar. Me paso todo el tiempo que blogueo en el blog literario que me come mucho tiempo y después ya no suelo tener ganas de escribir. Pero bueno ahora que estoy una semana en Madrid y después de haber actualizado el blog literario y escrito unas tres entradas, ya tengo tiempo y ganas de escribir en este blog. Me he pasado las últimas semanas en el hospital, de exámenes y nada más terminar los exámenes me he ido a mi casa de Alicante donde he estado con amigos ahí metidos quince días. La experiencia ha sido bastante gratificante, pero como todo, no es en su totalidad perfecta. La experiencia además de agradarme y de satisfacerme la gran mayoría del tiempo me ha enseñado un poco lo que es tener que cargar con gente que no hace nada y tener que estar arreglando todo por la espalda, eso en cuanto a tareas domésticas. También he podido aprender que hay gente que si la presionas en cuanto a la cercanía puede materializar una personalidad que no creías que pudiera tener, las personas no son capaces de mantener un rol las veinticuatro horas del día. Bueno os voy a aburrir como de costumbre con el tema moral de la amistad que tanto me gusta a mí. 
Cuando una persona está feliz, cuando tiene ganas de liberarse y de fiesta, lo que busca es fiesta y los malos rollos y todos los problemas se pueden aparcar durante unas cuantas horas para poder salir y divertirte. Porque a pesar de los problemas que podían surgir en el ambiente yo me lo pasé genial y lo di todo cada día para pasármelo bien, allí he conocido a una gente que antes no conocía de la que me llevo un recuerdo genial de ellos, porque hicieron que cada minuto lo pudiera pasar en compañía y entre risas, esos dos chicos que conocí se quedarán en mis recuerdos por mucho tiempo eso os lo puedo asegurar. En cuanto a mis amigos de allí a pocos vi, y de los que vi el que más me falló fue justo el que menos creía que me iba a decepcionar, y me dio mucha pena su comportamiento. Con esto quiero decir que es la gente que menos piensa que te puede dañar y decepcionar la que al final la acaba haciendo, y cuando lo hacen te duele más que si hubiera sido otra persona. En cuantos a las chicas con las que viajé y sobre mi mejor amiga como siempre ellas me han ayudado a pasármelo genial, no se que decir de ellas y del viaje, ha sido genial. 

El Monstruo

Tengo algo dentro de mi que no me quiere dejar en paz. Ayer saqué toda la toxicidad que llevo dentro, algo que desde hacía más de un año cr...