martes, 7 de enero de 2014

Feliz año nuevo

Lo primero de todo es desearos a todos un feliz año 2014 y que os pasen tantas cosas como me han pasado a mi en 2013. Bueno como siempre suele pasar escribo la entrada con un motivo. Mi motivo es contaros una cosa muy importante: el cambio de año no significa nada nuevo. El año terminó bien y comenzó  tan bien como el anterior pero con personas distintas en lugares distintos. Un año nuevo creo que no significa nada de cambio en realidad, nosotros hacemos que sea especial, ponemos nuestra fe en que de un día para otro (el cambio de año) consigamos cambiar nuestra vida entera. Creo que tenemos la oportunidad de cambiar todos los días y podemos elegir cualquiera, no solo el cambio de año. 

Este año ha sido para mi un poco difícil tengo que decir, pero la verdad es que he conseguido superarlo gracias a los demás. En los peores momentos la gente te ayuda y como dije hace poco en una entrada estoy intentando mejorar todos los errores que tengo físicamente y de actitud. Las personas son el pilar para poder cambiar, pero para cambiar se necesita primero el conocimiento de que puedes hacerlo. En este 2013 he conocido a un montón de gente genial y encima he descubierto cosas que me han ayudado a sentirme mejor conmigo mismo, con todo lo de la novela etc. Quiero decir que entre todas las personas que he conocido este 2013 hay algunos que me han cambiado la vida, en especial, a una persona que me ha cambiado en una semana el estado de ánimo de forma inimaginable, porque me ha conseguido animar en un momento malo. Y es que entre ella y el grupo de amigos en el que la he conocido han conseguido que esté siempre más animado en todos los malos momentos de este año que han sido bastantes. Supongo que poniéndome nostálgico y ñoño os digo que en este año creo que no existe alguien de mis amigos que no me haya ayudado y que no se lo esté eternamente agradecido. 

Centrándonos en el tema de esas personas que me han ayudado os tengo que decir que es por mi cabezota idea de querer conocer a todas las personas que me dan buena impresión por la que he conseguido encontrar a una persona que me haga feliz y que sin palabras sea capaz de ayudarme. Como suelo decir no dejéis nunca de ser abiertos, porque cuando menos te lo esperes puedes conocer a alguien especial, o incluso puedes fijarte en alguien que ya conocías, conocerle de nuevo. Espero que todos hayáis empezado el año igual de bien y no olvidéis que valéis un montón antes de hacer alguna estupidez relacionada con lo de cambiar, porque muchas veces la perspectiva que tenemos de nosotros es muy baja y realmente podemos ser mejor de lo que pensamos. Cambiar cuando tengáis la certeza de que lo tenéis que hacer y hacerlo con cabeza siempre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quiero saber tu opinión, ¿tanto esfuerzo cuesta escribir?

El Monstruo

Tengo algo dentro de mi que no me quiere dejar en paz. Ayer saqué toda la toxicidad que llevo dentro, algo que desde hacía más de un año cr...