sábado, 19 de julio de 2014

2º de Bachillerato

Hola a todos, siento el parón y más siento yo haber dejado de escribir durante la PAU. Todos los comederos de cabeza y todos los malos momentos que he pasado durante este curso han dado ya su fruto. El curso no es muy difícil, si más difíciles que todos los anteriores, pero no imposible que es lo importante, la PAU en realidad es muy fácil aprobarla si sigues el curso bien, te preparan bien para ella y cuando llegas ya estás tan preparado que no tienes mucha dificultad. Supongo que os habéis hartado de que os lo digan a los que no la habéis hecho, pero os avecino algo que por mucho que os lo digan es verdad: estudiad día a día y procurar no agobiaros, casi puedo aseguraros que todas las semanas y casi todos los días vais a vivir agobiados. En eso consiste bachillerato: en vivir agobiado y estresado.

Durante este año he tocado muy poco el bajo, he ganado ese peso que había perdido (que remedio, tendré que volver a perderlo) y he disfrutado todo lo que he podido leyendo y estando con amigos; incluso he tenido tiempo para tener novia y vivir ratos felices. Pasada la PAU, al fin con la matrícula lista para ser enviada y ya sabiendo que he sido aceptado en el grado de Humanidades en la Universidad Carlos III de Madrid me estoy tomando el que, por ahora, es uno de los veranos de mi vida. He estado viviendo con mi novia en la playa y también he estado una semana con mis mejores amigos, he vivido fiestas, he hecho una hoguera en San Juan y estoy escribiendo una novela que pinta interesante. Tengo tranquilidad (aunque la justa para que mi vida sea interesante) y puedo hacer las cosas que me he ido proponiendo hacer durante el año. 

Cambiando un poco de tema, también quería deciros que nunca os preocupéis de que estudiar yo no tenía claras mis prioridades hasta la semana antes prácticamente, donde he decidido, a pesar de estudiar un bachillerato científico, estudiar el grado de Humanidades. Escogido simplemente porque las asignaturas me han enamorado. 

Es mucho lo que he entregado en este curso, pero ahora que recibo la recompensa puedo decir que estoy viviendo el verano más feliz de mi vida. Eso sí no puedo concebir la idea de que segundo de bachillerato sea un curso en el que se tenga que estresar tanto a las personas, necesita como sea una reforma en el plan de estudios. 

Muchas gracias a todas las personas que me habéis acompañado durante este curso y muchísimas gracias a las personas que me leéis. 

Y un último consejo para los que tengáis que estudiar segundo de bachillerato ahora: buscaros un hobby que no os consuma mucho tiempo, pero que te haga estar feliz. Yo este año si no llega a ser por el club de lectura que he creado con mi mejor amigo estoy seguro de que me habría vuelto loco, especialmente se lo debo a Zaida por hacerlo posible y a todos los que participáis os estoy eternamente agradecido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quiero saber tu opinión, ¿tanto esfuerzo cuesta escribir?

Hacía mucho que no escribía para mí. Me paso el día haciendo cosas para mi, por mi egoísmo y vagancia, pero no escribir, eso nunca. Seguram...