viernes, 2 de enero de 2015

Feliz año 2015

Supongo que a todos los lectores que tuve os deseo un feliz año nuevo, espero que este año haya sido tan especial como el mío y que lo hayáis pasado con una compañía tan buena como la mía.

Solemos tener apego a todo lo material que evoca recuerdos. Los recuerdos están en nosotros pero las cosas físicas nos hacen recordar y pensar que los recuerdas están ahí. Yo siempre llevo colgantes y pulseras que me recordaban a momentos claves de mi vida, como mi colgante de león y mi pulsera de huargo. Ambas las he llevado en todos los momentos importantes y su historia es prácticamente mi adolescencia. Con los años he crecido y he cambiado de "símbolos" y aquellos los he cedido a los nuevos recuerdos, ambos se los he dado a la persona con la que quiero construirlos. Lo hizo aposta y lo pensé como eso mismo, porque seré muchas cosas pero sentimental es la mejor forma de definirme. 

Siempre me ha encantado escribir todo lo que pienso, leer lo que escribo, incluso el simple hecho de ver como se convierte en palabras, me ayuda mucho a motivarme y a tener las cosas más claras. Hago un montón de cosas que los demás no entiendes pero que para mi son muy importantes, me encanta dejar parte de mi en cada cosa que hago, dejo pequeños guiños en cosas que los demás ven como actos normales, me gusta sentir que las cosas que hago las hago por mí para los demás. Durante un tiempo escribí todos los días todo aquello que me atormentaba y quería hacer, llené dos cuadernos enteros así y durante un mes también por Internet pero decidí cerrar el blog en el que lo escribía no me hacía mucha gracia que la gente leyera eso (ahora ese blog tiene una nueva utilidad).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quiero saber tu opinión, ¿tanto esfuerzo cuesta escribir?

Hacía mucho que no escribía para mí. Me paso el día haciendo cosas para mi, por mi egoísmo y vagancia, pero no escribir, eso nunca. Seguram...